Consideraciones antes de la colocación de los implantes dentales

Para garantizar el total éxito durante la colocación de los implantes dentales, es necesario que el paciente realice ciertas actividades que preparen la zona de intervención, de esta manera no tendrá de que preocuparse durante todo el proceso.

Hay muchos factores que pueden poner en riesgo, tanto la intervención como la salud del paciente durante su reposo; uno de estos factores es el tabaco y la ingesta de bebidas alcohólicas, es por eso que el paciente debe ser muy consciente y evitarlos a toda costa.

Otras consideraciones para los pacientes

La higiene dental es parte fundamental en la colocación de los implantes dentales, tanto antes como después de su procedimiento; además, es algo que todo paciente debe tener en cuenta para evitar futuros problemas. Ahora bien, las consideraciones a realizar son las siguientes:

  • Evitar la aparición de sarro: Es necesario que el paciente controle la posible aparición de sarro en las piezas sanas, de esta manera llegará a su cita con la boca bastante limpia; si se torna difícil, es recomendable asistir a un higienista profesional.
  • Realiza limpieza profunda: El día de la cita y antes de llegar a esta, el paciente debe cepillar las piezas sanas una por una, sobre toda las que están cerca de las zonas donde serán colocados los implantes; además, es aconsejable que limpie las encías, mejillas y lengua también.
  • Utilizar enjuague bucal: Una excelente opción es utilizar un enjuague bucal desde días antes a su cita, este debe ser un enjuague especial con gluconato de clorhexidina al 0.12%; este mismo enjuague será utilizado durante su recuperación.
  • La dieta adecuada: Esto depende de la anestesia a utilizar, en caso de que sea intravenosa es recomendable que el paciente se mantenga en ayunas; si por el contrario es local, entonces es recomendable que el paciente desayune algo ligero y de fácil digestión.

Los médicos indican que, durante la colocación de los implantes dentales, lo más ideal es mantenerse concentrado en la intervención, facilitando así la recuperación total; para lograrlo, es necesario que utilice ropa holgada, que se ponga cómodo y que olvide cualquier problema que le moleste.

Es por eso que, antes de cualquier intervención, el medico debe explicarle totalmente cada cosa relacionada al paciente y a lo que este va a someterse, de manera que ninguna duda quede en el aire y cause molestias entre el paciente y el médico que lo atiende.

Imagen 4