Un calidorincon de refranes

refranesysusignificado.com

En Internet hay un sinfín de refranes, como hay información de casi cualquier cosa que se nos ocurra, pero a veces no sabemos discernir cuál fuente es confiable, o si la página carga rápido, si muestra lo que ameritamos de manera sencilla, bien organizada y concisa, así que en ese proceso de abrir varios link y determinar cuál nos conviene y cuál no, se nos puede ir un valioso tiempo.

En función de lo anterior, agradecemos cuando precisamos un portal bien distribuido, amigable, rápido y con contenido veraz, preciso y valioso. Este es el caso de la web refranesysusignificado.com, para quienes se interesan en ubicar un buen repertorio de refranes.

Otro valor agregado, al menos para quienes estamos en España, es que dicho sitio es alimentado por la colaboración de cibernautas y la mayoría es de este país, por lo tanto, los términos utilizados corresponden al léxico propio de nuestras comunidades, lo que facilita en gran medida la comprensión del significado que dan de los refranes.

En este rincón dedicado a los dichos populares encontrará, en su cuerpo principal, un listado de los últimos 10 añadidos, a continuación los 10 más vistos, seguido por otro grupo de proverbios aleatorios. En la parte izquierda, tendrá la posibilidad de llegar a todos aquellos registrados de acuerdo a la primera letra de los mismos, estos aparecen por orden alfabético. Y por ese mismo lado, al final,están organizados por categorías.

Algunos de los refranes que se citan en la web son los siguientes:

  • “A enemigo que huye, puente de plata”: se trata de un sabio consejo que nos indica que no es bueno mantenerse al lado de aquellos individuos que nos perjudican, si ellos por cuenta propia deciden alejarse, mucho mejor, para que salgan de nuestras vidas cuanto antes y los primeros que debemos facilitar esa separación somos nosotros mismos, aunque algo por dentro nos incite a continuar las disputas.
  • “En el decir, discreto: en el hacer, secreto”: hay cosas que es mejor no divulgarlas, para evitar las habladurías y las malas energías de los demás. Si no le compete a otros, lo adecuado es mantener nuestros proyectos en la mayor privacidad posible.
  • “Después de metido, nada de lo prometido”: refrán que les viene muy bien a los políticos, o a los novios, o a cualquiera que ofrezca algo, con el objeto de lograr propósito, pero una vez que lo obtiene olvida su promesa.

Esta es una pequeña muestra, pero en la página antes citada hay muchos más, visítela y colóquela entre sus sitios favoritos.